UPR recibe $5 millones para centro de nanotecnología ambiental

Por: Allison N. Martínez Martínez

Foto: Suministrada

 

La Facultad de Ciencias Naturales del recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico (UPR) logró establecer el primer Centro de Nanotecnología Ambiental, tras la concesión de $5 millones en una asignación de fondos de la Fundación Nacional de Ciencias de los Estados Unidos (NSF, por sus siglas en inglés).

Los fondos fueron establecidos por una propuesta sometida a la NSF, en donde el recinto compitió con sobre 30 instituciones.

Asimismo, bajo el Programa CREST (Centro de Excelencia en Investigación en Ciencia y Tecnología) la propuesta tiene una vigencia de 5 años, y trabaja una modalidad que combina el peritaje de varios científicos, quienes aplican la tecnología nano a problemas del medioambiente.

La investigación se realizará en la Facultad de Ciencias Naturales y en el Centro de Investigaciones en Ciencias Moleculares.

“Estamos muy contentos, es una gran oportunidad y es una tecnología nueva que integra a gente que nunca ha estado en el área ambiental y, viceversa, gente que nunca ha estado en el área de la nanotecnología. Así que es un área que esperamos que produzca mucha tecnología innovadora”, declaró el investigador principal y director de la propuesta, Dr. Carlos Raúl Cabrera Martínez.

 

Por su parte, el también químico y catedrático en la Facultad de Ciencias Naturales del recinto riopedrense narró que el Centro de Nanotecnología Ambiental surgió gracias a la investigación doctoral de la ahora Dra. Keyla Teresa Soto Hidalgo, quien fuera su estudiante graduada recientemente, y trabaja como maestra de ciencias en la Escuela Superior de la UPR.

“Yo me enfoco más en la nanotecnología, y gracias a esta estudiante pude conocer a la profesora Elvira Cuevas. De ahí surgió la idea de combinar ambos conceptos, las ciencias ambientales y la nanotecnología”, explicó el profesor.
Además, el centro tiene una colaboración estrecha con el Corredor del Yaguazo en Cataño, liderado por Pedro Carrión, Gloria Ortiz y Michael Fernández, donde se aplica la nanotecnología desarrollada en el Centro de Nanotecnología Ambiental.

El corredor es una organización comunitaria que proporciona el desarrollo de proyectos educativos y de investigación para conservar la Reserva Natural Ciénaga Las Cucharillas.

Adicionalmente, el proyecto incorporó la iniciativa Investigador Ciudadano, que integra la comunidad a los proyectos que se desarrollan.

De igual forma, tiene un componente educativo que incluye 13 becas para estudios graduados en Ciencias Ambientales, Física o Química, así como 13 becas subgraduadas, y un programa de verano llamado Envi-Nano Summer Camp, para estudiantes y maestros de escuelas públicas que empieza en el verano de 2018.