Salvar la pensión, salvar el arte y salvar Detroit

Por: Allison N. Martínez Martínez / Twitter: @allinicole_15

Foto: Allison N. Martínez Martínez

 

El juez federal y mediador de la crisis fiscal de Detroit, Gerald E. Rosen, presentó en la conferencia “Lecciones de quiebra: Puerto Rico en el espejo de Detroit”, la introducción de su más reciente libro en la que expone numerosos problemas sociales que afectaban la ciudad al momento de ser declarada en quiebra el 18 de julio de 2013.

Más allá de la deuda, el libro se enfoca en la audacia de los ciudadanos de Detroit que incrementaron las contribuciones económicas de la ciudad en tan solo 16 meses.

Como parte del desarrollo de un plan que aliviara la crisis, el juez identificó dos activos principales de la ciudad, el plan de retiro y la liquidación del “Detroit Institute of Arts” (DIA). En el proceso de pagar la deuda, no se podía efectuar la liquidación del DIA porque las obras del instituto están protegidas por leyes, además de poseer un gran valor cultural y turístico para la ciudad.

Respecto a la reestructuración, se planteó recortes de un 50% del plan de retiro, lo cual tampoco se aprobó. Este proceso inicia lo que se conoce como el Grand Bargain Legislation.

Por esto, el juez federal organizó una junta de mediadores para presentar propuestas a distintas fundaciones filantrópicas que puedan aportar un alivio económico a Detroit. Entre las primeras donaciones, se recaudaron alrededor de 125 millones de dólares. Cuando se publicó esta medida, fundaciones internacionales también contribuyeron. Parte de los fondos recaudados fueron destinados a las pensiones que estaban en peligro de sufrir recortes.

El juez, a pesar de no conocer completamente la estructura de la deuda del país, asegura que estados como California y Chicago están atravesando una situación similar.

“La crisis de Puerto Rico es similar a la de Detroit. Son problemas hechos por los humanos que se pueden solucionar por humanos también. Solo es necesario realizar un proceso lleno de buena voluntad, opciones creativas, la oportunidad del diálogo y un ambiente esperanzador”, concluyó el juez.