Presidente de la Junta de Gobierno lamenta pedido de intervención policíaca

Por: Iván R. Castañer
Foto: Esteban Morales Neris / Pulso Estudiantil

El presidente de la Junta de Gobierno, Carlos Pérez Díaz, lamentó que la presidenta interina, Nivia Fernández Hernández, haya tenido que radicar una orden judicial para que la Policía intervenga en la reapertura de los portones en el recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico (UPR).

“El futuro de la Universidad está atrapado entre posiciones extremas que no logran acuerdos y cuando esto pasa, pues se recurre a medidas extremas, aunque no sean las que uno desea. Desde el inicio, hemos afirmado que aspiramos a una solución que permita abrir los portones sin violencia”, sostuvo el presidente de la Junta de Gobierno, en un comunicado, ante la solicitud a la Policía para que incursione en el recinto riopedrense.

Asimismo, Pérez Díaz indicó que el pedido de la intervención policiaca es un efecto del rechazo de los movimientos estudiantiles de diferentes recintos al preacuerdo que se discutió en la Mesa de Diálogo Multisectorial durante la tarde del pasado sábado, 20 de mayo.

Por otro lado, aseguró que la Junta de Gobierno ha hecho y hará todo lo posible para que el Gobierno y la Junta de Control Fiscal (JCF) reconsideren el recorte propuesto de 512 millones de dólares al presupuesto de la UPR.

El pasado jueves, 18 de mayo, transcendió que la presidenta interina se había comunicado con la superintendente de la Policía, Michelle Hernández de Frayley, buscando saber la posición de la uniformada en torno a una colaboración para abrir el recinto de Río Piedras.

Hernández de Frayley expuso que esto no era posible, porque no formaban parte del pleito judicial y que se respetaría la política pública del gobernador, que es respetar la autonomía universitaria.