Nombran asteroide en honor a profesora de la UPR Humacao

Por: Allison N. Martínez Martínez

Foto: Suministrada

 

La Unión Astronómica Internacional (IAU por sus siglas en inglés) nombró recientemente Cotto-Figueroa al asteroide previamente conocido como 1981 EK9, en reconocimiento a las investigaciones científicas que realizó la profesora Desireé Cotto Figueroa, directora del Observatorio Astronómico de la Universidad de Puerto Rico en Humacao (UPRH).

 

Asimismo, el anuncio fue hecho en la conferencia “Asteroides, Cometas y Meteoros” que se celebró en Uruguay y se publicó en el Circular de Planetas Menores. Esta conferencia se celebra cada tres años y en la misma reconocen las contribuciones de numerosos científicos con el nombramiento de un asteroide en su honor.

 

“Orgullosa, honrada… de los más grandes honores tener un asteroide a nombre de uno y saber que va a estar por cientos de años”, expresó Cotto Figueroa mediante declaraciones escritas.

 

“Los logros de la doctora Cotto Figueroa hacen florecer a UPR Humacao y al Departamento de Física. Abona ella a una historia de mérito científico y académico que sin dudas se extenderá a lo largo de su vida como educadora en este recinto, de la misma manera que el asteroide que la honra se desplaza en el universo¨ destacó el doctor José Manuel Encarnación, rector interino de la UPR en Humacao.

 

Las investigaciones científicas que desarrolló la también astrofísica y profesora del Departamento de Física del recinto humacaeño se centraron en los estudios de los efectos de la radiación solar en la evolución dinámica de asteroides, la distribución de los periodos de rotación de asteroides y la fragmentación de asteroides.

 

Por otra parte, el asteroide Cotto-Figueroa fue descubierto en el 1981 por Schelte John Bus en el Observatorio Siding Spring en Nueva Gales del Sur, Australia.  Este asteroide es de unos once kilómetros en diámetro y se encuentra en el Cinturón de Asteroides entre las órbitas de Marte y Júpiter.

 

Actualmente, existen sobre 700,000 asteroides identificados y unos 500,000 han sido enumerados.  De los enumerados, un 5%  tienen nombres de científicos, como el de la profesora Cotto Figueroa.