Lxs Cocodrilxs muerden duro y derrotan a Gallos y Jerezanas

Por: Víctor Torres Montalvo

Foto: Víctor Torres Montalvo/Pulso Estudiantil

Esta vez no lo fue para los sextetos rojiblancos.

La tercera jornada de partidos para los equipos de voleibol del recinto de Río Piedras, de la Universidad de Puerto Rico (UPR), no salió como se quería, pues el equipo masculino y femenino sufrió derrotas frente a la Universidad Metropolitana (UMET) en tres sets.

El primer juego fue el masculino, que venían de una apretada victoria en La Gallera frente a los Vaqueros de UPR-Bayamón. Si bien es cierto que el equipo de los Gallos tiene un roster rookie, no es para tomarlos como un equipo que no puede dar la liga. Demostraron, frente a los Vaqueros, que pueden jugar.

Jugando contra un equipo de clara superioridad, los Gallos comenzaron con buen arranque el primer parcial (3-0). Sin embargo, los Cocodrilos no permitían que los visitantes tomaran la casa. Una gran ofensiva local provocó, en repetidas ocasiones, errores en la defensa rojiblanca. El marcador (18-16, UMET) lo reflejaba.

Posterior a eso, hubo un toma y dame entre los sextetos, del cual los Cocodrilos salieron airosos y, luego de un empuje final gallito, ganaron el primer set 27-25.

Sin un claro dominante en sus primeros minutos, el segundo parcial transcurrió con menos errores por parte de los Gallos. El primer tiempo técnico de los locales vino cuando perdían 10-12. No obstante, la UMET hizo arreglos e hizo una avanzada para irse arriba 15-14 sobre los Gallos.

Cuando se veía que se podía hacer un avance, el gallo Gabriel Rosado se lesionó el tobillo al caer sobre el tubo que sostiene la torre arbitral, y sufrir una torcedura. Fuerte baja para los Gallos, que los desmotivó y terminaron cayendo 18-25 en el segundo.

Comienzo ágil de parte y parte en el tercer set. La ventaja, de ambos equipos, no ha sido de más de 2 puntos. El marcador era 9-9 en los primeros minutos. La mala espina de los errores vuelve a nublar el camino de los Gallos. De los últimos tres puntos perdidos (9-13), tres fueron por error.

Sin quitarse, los riopedrenses trataron pero no consiguieron dominar a los Cocodrilos, que culminaron un casi perfecto partido con victoria 25-21 en el tercer set.

Las campeonas defienden su casa

El partido de las Jerezanas y Cocodrilas tuvo un comienzo parejo (4-4). Alba Hernández destacó en los primeros minutos para las Jerezanas, anotando 3 de los 7 puntos.

La UMET apretaba y las Jerezanas no respiraban (11-6, UMET). Hubo un empuje de las vigente campeones (15-8). y, haciendo los esfuerzos que se tenían que hacer, la UPR consigue cuatro puntos corridos (una jugada larga que Cristina Benítez culminó, un ace y y dos errores de las locales).

Aún así, las Jerezanas no pudieron retener la escapada de las Cocodrilas, que mordieron duro en el primer set (25-15).

Las Cocodrilas Nicole Cruz Sola y Yeaneska Matos Canales le aportaron a sacarle el juego a la UPR. Iba 11-7 en segundo tiempo técnico de las Jerezanas en el segundo parcial.

No hubo una respuesta distinta de las visitantes, que volvieron a caer ante las locales 15-25 en su casa.

El último parcial de la noche, aunque luchado al final, tuvo las mismas circunstancias de los dos anteriores. La amplia dominación de la UMET no le dio espacio para mejorar a la UPR, que cayó 25-20 ante las vigentes campeonas.