La dulce labor del señor de la Plaza de los Vientos

Página de Facebook: “Señor de los dulces – UPR Río Piedras – plaza de los vientos”

Por: Marisol Nazario Bonilla

En una mesa blanca cubierta de docenas de paletas y chocolates, diariamente estaba el “señor de los dulces” frente al mural de la Plaza de los vientos de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Puerto Rico (UPR) Recinto de Río Piedras.

 El hombre de 62 años, Ángel Recci, llevaba alrededor de 50 años con la venta de dulces en la Universidad, pero lo detuvo debido a que fue sometido a un tratamiento por cáncer de próstata el pasado 8 de noviembre en los Estados Unidos.

 Con un tratamiento de radioterapia que finalizará el próximo 8 de enero de 2018, Recci se encuentra en el Hospital de Shands de la Universidad de Florida en compañía de sus hermanas.

 A los 11 años, durante los años sesenta, Recci comenzó su venta de dulces caminando con una caja por todo el recinto riopiedrense. “Siempre me gustó vender”, indicó el vendedor de dulces, en entrevista con Pulso Estudiantil.

 Además, estudió en el mismo Recinto dibujo arquitectónico, contabilidad y teatro mientras tenía su dulcería, pero nunca finalizó su bachillerato.

 Recci indicó que ha vendido dulces en diferentes partes del Recinto. Primeramente, se estacionó, durante los años setenta, en el segundo piso del Edificio Juan J. Osuna de la Facultad de Administración de Empresas. Luego, estuvo 20 años en el Centro Universitario hasta que, en el 2011, debido a la remodelación del edificio, la Administración lo movió a la Plaza de los vientos.

Ese año hubo una exigencia de permisos por parte de la Universidad convirtiéndose en la condición para que Recci continuara su negocio. No obstante, sus años de trabajo han sido “todos de buenas experiencias”, expresó el vendedor.

 Sus años en la Universidad se han caracterizado por agradecimiento, admiración, amistad, la ayuda y las sonrisas que recibe por parte del estudiantado y por la canción que le dedicó la Tuna en el 2011 y el 2013.

 Recci expresó que está seguro de que volverá con su negocio el próximo semestre, que es su “ingreso para subsistir”.