Fortaleza defiende recorte a nuevo presupuesto de la UPR

Por: Víctor Torres Montalvo / Twitter: @motinsitepegas

Foto: Dennis A. Jones/Metro PR

Ramón Rosario Cortés, secretario de asuntos públicos y política pública de Fortaleza, defendió hoy el nuevo presupuesto con el que la Universidad de Puerto Rico (UPR) tendrá que trabajar en el próximo año fiscal, aduciendo que encontraron más ingresos para la institución.

Un equipo de la academia se reunió hoy con el grupo fiscal de la rama ejecutiva para evaluar el dinero con el que contarán para el 2017-2018.

“La UPR tendrá más recursos disponibles que los que recomendó la Junta de Supervisión Fiscal. Aunque se reduce por $202 millones el subsidio a la UPR del Fondo General como dispuso la Junta, hemos identificado ingresos adicionales para reducir ese recorte a alrededor de $160 millones con asignaciones provenientes de otras partidas en su presupuesto consolidado. Ese número reduce drásticamente los ajustes que tiene que hacer la UPR en sus gastos operacionales”, argumentó Rosario Cortés.

El presupuesto recomendado del Fondo General, que totaliza $9,562 millones, contiene una partida de $669,713,000 para el primer centro docente del país, cifra que representa un 23% menos si se compara con el dinero que tenían disponible el año fiscal vigente ($872,432,000). La diferencia, pues, es de $202,719,000 millones, o un 23% menos.

“Por ejemplo, la UPR recibirá —de fondos especiales nuevos— $15 millones para gastos operacionales, $15 millones para mejoras permanentes y $10 millones para adiestramientos y ayuda técnica”, detalló el funcionario, a su vez que consignó que el gobernador Ricardo Rosselló quiere una universidad abierta “que rinda frutos”.

A la reunión asistió Norberto González, director de la oficina de finanzas de la UPR, y junto su equipo de trabajo. Además, los nominados a la Junta de Gobierno (JG), Walter Alomar Jiménez y Zoraida Buxó, y personal de la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP) y de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aaafaf) participaron de la discusión fiscal.

Hace seis días, Buxó y Alomar Jiménez se reunieron con varios representantes de la comunidad estudiantil para evaluar los ocho preacuerdos que firmaron todos los movimientos estudiantiles para terminar la huelga, que culminó el pasado 7 de junio sin ser discutidos por la JG, cuerpo que actualmente no tiene cuórum.

“Tocamos muchísimos temas, entre ellos la visión universitaria que tienen, las expectativas que tienen, y cómo los estudiantes podemos contribuir a construir la UPR dentro del panorama fiscal al que estamos enfrentándonos…”, afirmó Gilberto Domínguez Escalera, representante estudiantil graduado ante la JG.

Asimismo, el estudiante de Derecho destacó ambos designados consideraron los preacuerdos como “asequibles”. Igualmente, sostuvo estuvieron de acuerdo con los estudiantes en el tema de no cerrar los recintos, así como el de la auditoría universitaria. No obstante, aseguró que no se comprometieron con lo que no podían garantizar.

“En eso estuvieron de acuerdo [no privatizar de recintos] y en la auditoría también; pero nos pidieron que fuéramos cuidadosos con las expectativas que pudiéramos tener con eso. Ellos quisieron dejar claro que, aunque se pudiese apoyar un proyecto de auditoría universitaria, no necesariamente significaría que fuese algo vinculante, lo cual nosotros entendemos, y que quizás no podríamos ir más allá de prestar nuestros recursos físicos, no así una contribución económica”, explicó el delegado.

Este pasado lunes fue la fecha final para que entregaran los documentos solicitados al Senado, cuerpo que aún no especifica cuándo verá los nombramientos.