Educación federal paraliza proceso de reinstalación UPR por falta de rectores

Por: Víctor Torres Montalvo / Twitter: @motinsitepegas

Foto: Coral Murphy / Pulso Estudiantil
El Departamento de Educación Federal informó hoy que el proceso de reinstalación para los recintos de la Universidad de Puerto Rico (UPR) quedó paralizado hasta tanto no se confirmen los nuevos rectores para cada campus, tras la destitución masiva que ocurrió el pasado martes.
“El Departamento de Educación Federal ha detenido el proceso de reinstalación de las ayudas federales para aquellos recintos que están inelegibles desde el 18 de abril de 2017 a nivel sistémico por motivo de las destituciones de los rectores el martes pasado”, indicó Jorge Rivera, vicepresidente del Consejo General de Estudiantes (CGE) de Río Piedras.
La carta, con fecha de hoy, 20 de julio, está firmada por Jeremy Early, gerente de cumplimiento de la sección de ayudas federales del departamento federal. La misiva indica que sus oficinas tuvieron conocimiento del despido de los diez rectores, incumpliendo con el acuerdo del programa de participación. “Por lo que la aplicación está paralizada hasta tanto no se nombre su líder”, confirma Early.
Los documentos sometidos deberán tener la firma de los nuevos rectores, de los cuales ya se saben tres nombres y a cuáles recintos irán. “Hasta que no se nombren los rectores/as interinos/as y se envíe la información de contacto de cada uno de ellos, no se reinicia dicho proceso”, clarificó.
No obstante, las nuevas personas que dirigirán los recintos y las unidades deberán comenzar a trabajar desde ya, debido a que Early también precisó que el proceso de envío de documentos se debe completar antes de “inicios de agosto” para evitar problemas con el inicio del primer semestre del año académico 2017-2018 o con el National Student Loan Data System (NSLDS), plataforma donde se llena y se maneja la Beca Pell y otros préstamos estudiantiles.
“Por favor, contáctenme tan pronto nombren un rector nuevo con su información de contacto”, solicitó el funcionario.
De acuerdo con varios representantes estudiantiles y exalumnos, esto representa la “mala gobernanza” por la cual la UPR ha pasado durante años.