Denuncian posible pérdida de fondos federales para Sistema UPR por falta de cumplimiento

Foto: Coral Murphy/Pulso Estudiantil

El Departamento de Educación Federal habría dado hasta el 31 de marzo para cumplir con los requisitos establecidos y no perder las ayudas económicas.

Por: Víctor Rodríguez Bultrón

La Universidad de Puerto Rico (UPR) enfrenta la posibilidad de perder las ayudas económicas federales, así como posibles problemas con la acreditación si no cumple con la entrega de los estados financieros auditados del sistema para los años fiscales 2016 y 2017 al Departamento de Educación de Estados Unidos (USDE, por sus siglas en inglés).

Así lo denunciaron el exrepresentante estudiantil ante la antigua Junta de Síndicos de la Universidad Christopher Torres Lugo y, en su momento, el actual representante estudiantil subgraduado ante la Junta de Gobierno de la UPR, Efraín Rodríguez Ocasio, ambos a través de la red social Twitter.

 

La información también fue afirmada por la doctora Gloria Butrón Castelli, representante claustral ante la Junta de Gobierno de la Institución, en la reunión del organismo llevada a cabo el pasado 30 de noviembre.

Butrón Castelli confirmó en el cónclave que una delegación del USDE viajó a la isla y sostuvo reuniones con miembros de la administración central de la institución, incluyendo rectores, miembros de la Oficina de Finanzas e incluso el presidente de la institución, y con representantes estudiantiles de los 11 recintos, dándoles conocimiento sobre qué debían hacer para mantenerse en cumplimiento con sus reglamentos.

Según la doctora, el primer requisito era no tener interrupciones académicas por causas que no estén bajo el control de la administración. El segundo, cumplir con la entrega de los estados financieros.

“[Los funcionarios del USDE informaron] que teníamos que tener los estados 16, e inclusive el 17, sometidos para el 31 de marzo de 2018 y, si no, nos degradaban en el otorgamiento de fondos federales; quiérese decir, que si llegamos a ese nivel no anticipan fondos, sino que los tenemos que tomar prestados a un fiduciario, un banco de la banca privada”, puntualizó Butrón Castelli, quien enfatizó que el proceso de revisión sería  “caso a caso” y que, de no cumplir, el dinero no sería devuelto por el Departamento.

Torres Lugo expuso los presuntos motivos por los que la Universidad llegó a esta situación.

“Dicha situación se debe a que la UPR tiene que someter su estado financiero a los federales a más tardar a seis meses del cierre del año fiscal, es decir el 31 de diciembre para el año que cerró el 30 de junio. La UPR no ha entregado los estados correspondientes al 15-16 y 16-17”, manifestó el exrepresentante estudiantil, quien también destacó que los cinco estados financieros anteriores habían sido entregados con tardanzas de entre tres a nueve meses.

“El presupuesto consolidado 17-18 estima $207,745,000 en becas federales y otras ayudas económicas. Si llegamos a la situación antes descrita (Heightened Cash Monitoring 2), la UPR tendría que conseguir quien le preste ~$17,312,083.34 al mes para poder pagar las ayudas económicas”, culminó el exmiembro de la Junta de Síndicos.

 

La información surgió a la vez que la Junta del Sistema de Retiro de la UPR se manifestaba en contra de los cambios planificados para el sistema.