Aclaran eliminación de mural de Antonia Martínez en UPR

Por: Víctor Torres Montalvo / Twitter: @motinsitepegas
Foto: Bandera Negra

La decana de la Facultad de Humanidades, Agnes Bosch Irizarry, aclaró ayer que la controvertible remoción del insigne mural de Antonia Martínez Lagares en su edificio del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico (UPR) se debió a que la mujer que estaba pintada no era la joven arecibeña.

La decisión para eliminar el mural surgió, además, de la visita de una persona —identidad que el Recinto no quizo revelar— quien reclamó que era ella quien estaba pintada en el área aledaña a la Galería Oller y no la joven asesinada.

Igualmente, la señora reclamó que —si el recinto no removía la pintura— procedería a demandar al recinto. “Por dicha razón hemos decidido retomar el proyecto del mural, para que se represente de manera fiel su imagen”, explicó Bosch Irizarry en declaraciones escritas. Igualmente, Anissa Ortega —senadora estudiantil de Humanidades— detalló que la petición de la mujer fue referida a la Oficina de Asistencia Legal, quien recomendó removerlo. Poco después, se diligenció la orden de hacer lo propio.

“Todos sabemos que los murales son arte efímero y los espacios en los que estos se proyectan están en constante cambio. Ese espacio fue concedido, con todos los permisos, al Consejo de Estudiantes de Humanidades, donde se decidió que el mural que se hiciera allí sería en conmemoración a Antonia Martínez Lagares”, indicó a este medio.

La sorprendente remoción causó una ola de críticas hacia la administración del recinto, a la que tildaron de querer borrar la historia detrás del mural.

Ortega también se disculpó, al reconocer que “debimos haber notificado esto al estudiantado antes de que se alarmaran. No obstante, no sabíamos cuan rápido se iban a pintar y estábamos aclarando todo primero”.

El nuevo mural, que se hará a inicios de este semestre académico o en su transcurso, mostrará “su fiel imagen”, según destacó la decana humanista. “Nuestro compromiso es aunar esfuerzos con la comunidad universitaria para realizar el tributo a Antonia Martínez de la forma adecuada. El proyecto se hará en colaboración con el Consejo de Estudiantes de la Facultad de Humanidades y la Junta de Diseño del Recinto”, añadió.

La pintura fue comenzada y completada en el pasado Festival Antonia que la facultad celebra para conmemorar la historia de la represión policial en la UPR y el país, y el cual se tenía pensado cambiarse en la próxima actividad. No obstante, como la huelga estudiantil cayó en abril —mes en el que se conduce— no se pudo hacer.

Martínez Lagares fue asesinada por un policía durante la protesta que el estudiantado de la UPR realizó el 4 de marzo de 1970 en las inmediaciones del recinto en contra de la presencia del ROTC (programa de reserva del ejército estadounidense) en el campus, día en que gritó “asesinos” a un grupo de agentes que golpeaban a un grupo de universitarios. Acto seguido recibió un balazo en la cabeza, y pasó a ser una figura importante en la lucha contra la opresión del gobierno de Estados Unidos.

Este año se conmemoraron 47 años de su muerte.